Claves para contratar a un buen asesor empresarial

Cuando te planteas montar un negocio, bien creando una empresa o dándote de alta como autónomo, una de las figuras que suele aparecer en la mente de todos es la del asesor o la asesoría empresarial.

¿Buscas asesor o asesoría empresarial?

Pero, ¿por qué se cuestiona la contratación del asesor?


¿Realmente necesito contratar un asesor empresarial o una asesoría?, ¿y si cuento con sus servicios solo para la constitución? o ¿lo contrato únicamente para el alta del negocio? Seguro que has escuchado estas preguntas en numerosas ocasiones.

Incluso por ahorrar algo de dinero, a veces, el nuevo empresario se planteará la posibilidad de liquidar los impuestos, él mismo.

Sin embargo esto es un gran error. No debemos olvidar que hay distintas formas para constituir un negocio. Por ejemplo, sociedad anónima, sociedad limitada, cooperativas, comunidades de bienes, sociedad civil, autónomo tradicional, autónomo colaborador etc., y cada una de ellas con sus peculiaridades y su forma de tributación.

La normativa en todos sus ámbitos, fiscal, laboral y contable es muy amplia e incluso a veces enrevesada.

Por eso hoy, te vamos a dar las claves para identificar a un buen asesor empresarial, te explicamos por qué debes contratarlo y por qué la asesoría debe disponer de tecnología y programas de gestión empresarial.

Cómo elegir a un buen asesor empresarial

  1. CONFIANZA. Siéntate con tu futuro asesor, cuéntale qué necesitas y deja que te explique paso a paso cómo proceder. Si existe un procedimiento establecido, seguridad en la exposición del mismo, decisión al concretar los pasos a seguir, te propone soluciones efectivas y además demuestra un conocimiento claro y evidente de la normativa, entonces ese es tu asesor.

    En ese mismo momento se habrá creado el vínculo de confianza asesor-cliente, cliente-asesor.

  2. ACTUALIDAD. Constantemente actualizados y al día de los cambios normativos que puedan afectar a los negocios. Así son los buenos asesores. Esta es una de las grandes ventajas que tiene contratar los servicios de un asesor. Ellos se encargarán de explicarte cómo afectan los cambios normativos a tu actividad empresarial y también te darán soluciones efectivas para seguir creciendo.

    La ACTUALIDAD es por tanto uno de los signos que te ayudará a identificar al verdadero asesor empresarial.

  3. EXPERIENCIA Y REFERENCIAS. Investiga un poco sobre el asesor o asesoría candidata para tu negocio. Busca referencias. Entra en su web y descubre si presta todos los servicios que necesitas. Échale un vistazo al blog para ver si tiene contenido actualizado. Entra en sus redes sociales y perfiles profesionales e investiga si existen recomendaciones de otros profesionales.

    Toda esta información te dará la seguridad que necesitas en la elección de la asesoría.

  4. TECNOLOGÍA. Infórmate sobre la tecnología que utiliza el asesor empresarial o asesoría a contratar. Si dispone de programas de gestión empresarial local o por el contrario utiliza programas en la nube.

    Pregunta también si la asesoría pone tecnología a disposición del cliente para ayudarle con la gestión del negocio y si existe la posibilidad de acceder a la información de la actividad en tiempo real.

    En definitiva, si la asesoría dispone de tecnología, automatizará procesos, evitará errores, será más eficaz y productiva y tendrá más tiempo para ASESORARTE.



Siguiente → ← Anterior

Post destacados

Post por categorías
Quiero estar informado

Recibe invitaciones a webinars, noticias y novedades en tu correo electrónico


Le informamos que sus datos de carácter personal serán tratados bajos los requisitos del Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos. Leer más.

¿Hablamos?

Por favor, haznos llegar tus consultas o comentarios a través del siguiente formulario:


Le informamos que sus datos de carácter personal serán tratados bajos los requisitos del Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos. Leer más.